NUESTRA MISIÓN

La costa es donde comenzó la vida, nuestra evolución comenzó aquí, la simbiosis entre la tierra y el agua creó los bloques de construcción para que floreciera una especie, así nació nuestra civilización. Desde el comienzo de la humanidad hemos tomado sustento de esta tierra fértil, en México gran parte de esta tierra nos ha sido quitada. La gentrificación a gran escala ha tenido lugar en casi todas las costas, induciendo la infraestructura local a crear vacaciones de ensueño para las masas que no tienen preocupación por el ecosistema o la comunidad que están explotando. El estrés de estas gentrificaciones es evidente, nuestro mundo está en crisis, hemos ignorado los signos de desaparición, nos hemos centrado en el crecimiento a gran escala, la facilidad de acceso y las ganancias financieras.

 

Debemos adoptar una posición, luchando por la tierra y por quienes la ocupan, mientras empoderamos a quienes la cuidan. De La Costa tiene como objetivo ayudar a los agricultores costeros que trabajan de manera orgánica y sostenible, construyendo infraestructura agrícola y creando una comunidad de personas motivadas con el mismo objetivo final, salvar nuestra costa.

A través de varias iniciativas, nuestro objetivo es crear una relación simbiótica con nuestro entorno donde todas las formas de vida puedan florecer. Nuestro primer punto de enfoque será la construcción de infraestructura sostenible para los agricultores costeros que actualmente trabajan orgánicamente o desean convertirse en prácticas orgánicas. Esto incluye construir pozos y sistemas de riego, sombras para bloquear el intenso sol tropical, revitalizar el suelo que ha sido contaminado con productos químicos que han secado sus nutrientes, y crear una red de recursos para los agricultores aquí en la costa.

 

A medida que nuestra red crezca, tendremos raíces en la forma de un centro comunitario, aquí, con la ayuda de nuestros amigos, brindaremos clases gratuitas que enseñan técnicas de agricultura biodinámica, un banco de semillas, un lugar de venta minorista para que todos los agricultores orgánicos vendan sus productos, y un lugar de reunión para que todos vengan y compartan sus conocimientos y aprendan.

 

Podemos hacer un cambio en nuestro mundo, pero requiere un esfuerzo consciente y un empuje incansable. Nuestra costa está en el punto clave, ahora es el momento y estamos aquí para liderar la carga.

Puerto Escondido, Oaxaca.

México. 2020.